Declaración de Cooperación OPEP+ cumple tres años comprometida con la estabilidad del mercado petrolero

La alianza entre los principales productores de petróleo en el mundo fue alcanzada en diciembre de 2016 y entró en vigencia en enero de 2017

Caracas, 01 de enero de 2020-. La Declaración de Cooperación de Ajuste Voluntario de la Producción Petrolera constituye un hito sin precedentes en la historia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ya que por primera vez hace tres años, sus trece miembros coordinaron con once países productores no pertenecientes a este organismo, un esfuerzo establecido para lograr la estabilización del mercado mundial.

Esta alianza OPEP+ se presenta como una posibilidad real después de las decisiones emanadas en defensa de los precios del crudo durante la 171 Conferencia de la OPEP, celebrada en noviembre .

Es así como surge la Declaración, que tiene su origen en la primera Reunión Ministerial Conjunta de los Países Productores OPEP – NO OPEP realizada el 10 de diciembre de 2016, donde se acordó sumar esfuerzos conjuntos para reequilibrar el mercado petrolero con un ajuste de 1,8 millones de barriles diarios en la producción combinada, a partir del 1 de enero de 2017 y por un período inicial de seis meses, prorrogables.

Los evidentes resultados obtenidos a raíz de la implementación de los acuerdos, hizo que durante la segunda reunión, celebrada el 25 de mayo de 2017, se decidiera extender los ajustes voluntarios de producción por otros nueve meses a partir del 1 de julio de 2017.

Ante la continuidad de resultados positivos hacia el objetivo de promover el reequilibrio del mercado petrolero, en el tercer encuentro ministerial, celebrado el 30 de noviembre de 2017, se acordó enmendar la Declaración de Cooperación para extender su vigencia durante todo el año 2018.

Es de esta manera como en las subsiguientes reuniones ministeriales realizadas en junio de 2018, diciembre de 2018 y julio de 2019 los Países OPEP y No OPEP reiteraron su apoyo a los compromisos suscritos en favor de los acuerdos establecidos anteriormente.

Para continuar consolidando el camino hacia un estabilidad duradera, recientemente se celebró la séptima reunión ministerial de la OPEP+, donde además de ratificar la extensión de los ajustes de producción hasta el 31 de marzo de 2020, se decidió sumar 500 mil barriles por día adicionales a partir del primero de enero de ese año, como complemento a los 1,2 millones de barriles diarios acordados en diciembre de 2018.

Gracias a los principios de transparencia que sustentan la Declaración de Cooperación hasta la fecha se han producido 35 encuentros del Comité Técnico Conjunto, así como 17 encuentros del Comité Ministerial de Monitoreo Conjunto.

Venezuela defiende estabilidad del mercado

A lo largo de la historia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Venezuela, ha jugado un papel de liderazgo siempre en defensa de los principios fundacionales que dieron origen a este importante organismo que agrupa a las naciones con las mayores reservas de crudo en el mundo.

En estricto apego a esta postura histórica, el Comandante Hugo Chávez, encabezó el resurgir de la OPEP para recuperar su papel protagónico en el mercado energético mundial, con el diseño de una política en defensa de los precios del petróleo y el equilibrio en los mercados internacionales durante la segunda cumbre de la organización, realizada en la ciudad de Caracas en el año 2000.

Ante una nueva realidad de precios bajos del crudo que atentaban contra las iniciativas de garantizar el suministro energético confiable y garantizar el justo desarrollo de los pueblos, Venezuela nuevamente levanta su voz en defensa de tan importante recurso natural.

En octubre de 2014, el presidente Maduro, aseguró que su Gobierno mantiene sus políticas sociales frente a la caída de los precios del barril de petróleo, al tiempo que convocó a los miembros de la OPEP a una reunión extraordinaria para defender el precio justo de los hidrocarburos.

En enero de 2015, el presidente Maduro inició una gira por siete países y durante 13 días visitó China, Rusia, Irán, Catar, Argelia, Arabia Saudita e hizo una parada en Portugal, para concretar cuatro objetivos fundamentales, entre ellos; las gestiones para la defensa de la OPEP, su cohesión y la construcción de un nuevo consenso para la defensa del mercado petrolero y la recuperación de los precios del crudo.

En febrero de 2016, Maduro alertó que de la estabilidad y los precios justos del petróleo dependería la estabilidad del sistema financiero mundial. Al tiempo que denunció el grave colapso económico-financiero por las dañinas prácticas de Estados Unidos en la extracción petrolera y advirtió que en ese país había iniciado la quiebra de decenas de empresas dedicadas al fracking, información que estaba siendo ocultada.

En octubre 2016, el Jefe de Estado inició una “gira relámpago” con la que visitó Azerbaiyán, Catar, Arabia Saudita e Irán, a los que presentó una propuesta para estabilizar definitivamente el mercado petrolero, luego de los acuerdos establecidos en la reunión extraordinaria realizada en Argelia. Los presidentes de estas naciones manifestaron su respaldo y disposición de establecer una alianza por la recuperación y estabilización de los precios del crudo.

Todo este esfuerzo generó la concreción de una Declaración histórica impulsada por el espíritu del esfuerzo conjunto para salvaguardar los derechos de los países productores OPEP y no OPEP, al firmarse la Declaración de Cooperación de Ajuste Voluntario de la Producción Petrolera se estabilizó la balanza en favor de un bien común, a través de una justa valoración de los hidrocarburos.