PDVSA restauró vapor Masparro en el Museo de Las Culturas del Llano

Este trabajo se efectuó para el disfrute del pueblo venezolano y en homenaje al Comandante Eterno, Hugo Chávez

Barinas, 29 de Julio de 2017.- Cumpliendo con el sueño del Comandante Eterno, Hugo Chávez, Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) restauró los restos del vapor Masparro en el Museo de las Culturas del Llano, situado en Barinas, fortaleciendo de esta manera la memoria histórica y cultural de la Nación.

La inauguración de la exposición “Vapor Masparro, Maisanta y su leyenda”, estuvo guiada por artistas locales y contó con la participación de la vicealmiranta Maribel Parra, vicepresidenta ejecutiva de PDVSA; Orlando Chacín, presidente de la Corporación Venezolana de Petróleo (CVP); César España Guillén, gerente general de la División Boyacá de PDVSA; Asdrúbal Chávez, diputado de la Patria en la Asamblea Nacional, Adán Chávez, candidato territorial a la Asamblea Nacional Constituyente por el estado Barinas, Joan Bernet, presidenta de la Fundación de Museos Nacionales, entre otras autoridades regionales y consejos comunales de Barinas.

Este gran proyecto de revalorización se efectuó tras una ardua labor del equipo de PDVSA para exhibir los restos de la embarcación. Se trata de una sala de 1040 metros cuadrados, 33 metros de eslora, 5,6 metros de manga y 1,22 metros de puntal, como elemento central y protagónico de este vapor que naufragó a las dos de la madrugada del 17 de julio de 1914 cobrando la vida de 26 personas, en el sector conocido como Cañón de la Lagunota.

Vale acotar que durante junio de ese mismo año, el Masparro fue escenario de la resistencia al régimen gomecista, encabezada por Pedro Pérez Delgado “Maisanta”, quien empleando como estrategia la infiltración en las tropas del gobierno y su liderazgo carismático, lo secuestró con el apoyo de los soldados, haciéndolo parte de su rebelión.

Las labores de arqueología de rescate del vapor organizadas por PDVSA La Estancia, con el apoyo de PDVSA División Boyacá, iniciaron en 2012, con un equipo conformado por 70 personas, entre ellos antropólogos, ingenieros, arquitectos, sociólogos, técnicos y operadores especializados, además del respaldo brindado por la Armada Bolivariana, quienes acataron la orden del Presidente Chávez de extraer los restos que se encontraban en La Lagunota del Ruende desde 1914, sector ubicado a tres horas de la población de Achaguas y a cinco horas de San Fernando de Apure.

En total, se conformó una colección arqueológica constituida por 258 piezas, que se divide en “colección de piezas de la nave”, con 34 piezas; y “colección de piezas misceláneas asociadas al vapor y a sus usos”, con 224 piezas. Entre ellas, se encuentra el casco del navío, bordas de babor y estribor, aletas de cubierta, tren de popa, noria de propulsión, cilindros de pistones de babor y estribor, cadenas de ancla y proa, paletas de maniobras, además de otros artefactos como tornillos, pernos, arandelas, llaves de paso y carbones de combustión.

La vicealmiranta Maribel Parra resaltó el gran trabajo realizado a fin de emprender un riguroso tratamiento para el reensamblaje del vapor Masparro y mencionó que “gracias a la calidad de profesionales y gente que somos los venezolanos, hoy podemos materializar obras como esta. Internalicemos que Petróleos de Venezuela, es del pueblo y para el pueblo”.

 

Entre tanto Adán Chávez dio un recorrido histórico del vapor Masparro: “Aquí tenemos hoy otro sueño del Comandante Eterno, Hugo Chávez, que se hace realidad, gracias al trabajo mancomunado entre el gobierno nacional, gobierno regional, PDVSA y demás instituciones del Estado ¡Gloria a Pedro Pérez Delgado Maisanta!”

 

De esta manera, la estatal petrolera, a través del brazo cultural, PDVSA La Estancia, realizó un rescate que constituye uno de los hechos más significativos para la historia de la Revolución Bolivariana.