Presidente Nicolás Maduro destaca importancia de la alianza OPEP+ para la estabilización del mercado petrolero

 

 Caracas, 26 de septiembre de 2018.- Durante su intervención en la 73° Asamblea Extraordinaria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), este miércoles 26 de septiembre, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro hizo referencia a la reciente reunión del Comité Ministerial de Monitoreo Conjunto OPEP+ (JMMC por sus siglas en inglés), de la cual se obtuvo un balance positivo en favor de la estabilización del mercado petrolero mundial.

En este sentido, el Jefe de Estado dijo que “conociendo las diferencias culturales, políticas, geoestratégicas, geopolíticas, salimos con un consenso, una sola voz para seguir estabilizando el mercado petrolero a precios justos, razonables y estables, creemos en el diálogo político como la forma de canalizar soluciones”.

Esta afirmación la realizó el Presidente basándose en los importantes logros obtenidos por las naciones OPEP y No OPEP en el marco de la Declaración de Cooperación para el Ajuste Voluntario de la Producción de Crudo que entró en vigencia el 1 de enero de 2017.

Atendiendo al tema central de debate de la 73° Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el presidente de la República, Nicolás Maduro, exhortó a la instancia multilateral a “expresar los anhelos, cultura, el pensamiento político, la pujanza y las esperanzas de las mayorías en el mundo”.

Por ello recalcó que trae “la verdad de un pueblo luchador, heroico. Traigo la voz de una Patria que se ha negado a rendirse a lo largo de la historia a la injusticia, los imperios ayer esclavistas coloniales, hoy igualmente esclavistas neocoloniales”.

“Un pueblo histórico que es cuna y escuela de valores republicanos, de rebeldía, de dignidad, de valores como la igualdad, que es obstinada en la búsqueda de su independencia y soberanía a lo largo de los siglos. Esa es la voz que traigo ante este escenario que ha sido testigo de una de las arremetidas más infames que se conozca”, agregó durante su intervención en la Asamblea General de la ONU.

En esa línea, recordó el constante acoso y la agresión a la que ha sido sometida el país en lo económico, político, diplomático, mediático, entre otros, por parte del imperio norteamericano desde la llegada de la Revolución Bolivariana, con mayor fuerza durante el gobierno del magnate estadounidense, Donald Trump.

“Ayer el presidente de Estados Unidos arremetió una vez contra el pueblo de Venezuela, enarbolando la doctrina (de James Monroe) que hace 200 años fundó el imperio estadounidense y determinó desde entonces lo que constituiría su papel intervencionista”, enfatizó el Jefe de Estado.

A su juicio, la acción del imperio se ampara en la mencionada doctrina “para justificar la agresión contra nuestra Patria” por el hecho que Venezuela ha levantado un proyecto autónomo revolucionario basado en las raíces históricas, la identidad y la cultura de la nación y en segundo lugar por la ubicación geoestratégica del país.

“Venezuela es la nación del mundo que posee la reserva de petróleo más grande certificada a escala internacional, además de las riquezas naturales y mineras. Hoy está certificando la primera reserva de oro del mundo y la cuarta reserva de gas del mundo. Importante reservas naturales, ubicación geoeconómica que ha llevado a las oligarquías del continente a plantearse la dominación y el control del poder político en Venezuela, puntualizó Maduro.